Arqueología y gestión del Patrimonio

14.03.2018

Nuestro patrimonio cultural es el compendio formado por recursos tanto materiales como inmateriales. Lamentablemente la excusa de la crisis ha traído de la mano una dejadez en la conservación patrimonial, que siempre ha sido relegado a un segundo plano, estableciendo la inversión en proyectos de otra índole como prioridad frente a la cultura en todas sus vertientes.


Desde el punto de vista arqueológico, la explosión de la burbuja inmobiliaria supuso una devacle para el sector estallando paralelamente la propia burbuja de la arqueología llamada "de gestión". La paralización de proyectos, tanto públicos como civiles, así como la actuación de empresarios sin escrúpulos, que fomentan la precariedad laboral de los profesionales, ponen a la arqueología en una situación lamentable, que no ayuda a la correcta gestión de los proyectos en torno al Patrimonio.

La falta del reconocimiento del arqueólogo como profesión ni siquiera está registrada como "categoría profesional". A pesar de esto, los arqueologos de España se organizan en el seno del Consejo General de los Colegios de Doctores y Licenciados en Filosofía y Letras y en Ciencias (CDL, pero no en todas las comunidades es obligatorio estar colegiado, por lo que se crea un importante clima de desigualdad y desorganización. Nos encontramos por lo tanto ante una profesión que debería ser adecuadamente reglada, lo que facilitaria el ejercicio de los profesionales.

Dejamos aquí el código deontológico de la profesión:

https://www.consejogeneralcdl.es/codigo-deontologico-de-la-profesion-de-arqueologo/


AMM