¿Arqueólogo o Paleontólogo?

13.11.2020

Aprovecho un artículo reciente de La Vanguardia, que me ha resultado curioso, para poner de manifiesto la desinformación, no intencional por supuesto, que ocurre muchas veces en algunos ámbitos de la divulgación en temas arqueológicos, como puede ser, en este caso, en la prensa en general. En la primera clase del curso Ilustra Arqueología de @illustraciencia utilicé algunas bromas para comentar a los alumnos la constante confusión (y sucede a nivel internacional) entre paleontología y arqueología, debido a que, por alguna razón que desconozco, de forma bastante generalizada, en ámbitos diversos se asume que los arqueólogos excavamos "dinosaurios". Nuestros amigos de La Vanguardia quizás deberían apuntarse a la siguiente edición de #ilustraarqueología, o a #ilustrapaleontología que imparte mi compañero Hugo Salais, para distinguir bien entre lo que estudia cada una de estas ciencias :). Destaco que es de muy de agradecer la publicación de noticias relacionadas con la arqueología, que habitualmente vemos en prensa, como es precisamente el caso de La Vanguardia y precisamente de la mano de David Ruiz, quien firma también este artículo, y cuyos artítulos en muchas ocasiones yo misma he compartido en mi página; pero a veces la búsqueda de un titular atractivo nos puede llevar a que una arqueóloga tenga material nuevo para un chascarrillo, al comenzar la primera clase en el próximo curso ;).

Bromas aparte este post es solo una excusa, con un poco de humor, para dar visibilidad a la arqueología como ciencia, esa profesión que a todos les gusta, pero que ni siquiera existe realmente como tal a nivel estatal, y que la mayoría desconoce cómo se desarrolla realmente. Errores cometemos todos, y yo por supuesto la primera, y gordos, jajaja :).

Vamos al lío, si pudiésemos afirmar algo parecido a lo que dice el titular del artículo, en todo caso los búlgaros del neolítico tendrían interés por la paleontología, ya que la arqueología se interesa, efectivamente como dice el artículo, por el pasado; PERO EL PASADO DEL SER HUMANO. Es decir, de forma muy muy muy simplista los arqueólogos estudiamos las formas de vida de las sociedades del pasado a través de sus restos materiales (artefactos, construcciones etc.). En resumen, en el lenguaje usado en el artículo por David Ruiz, nuestro antepasado neolítico búlgaro estaría siendo "paleontólogo por un día", ya que se interesó por un ser vivo que vivió hace millones de años y no "arqueólogo", puesto que el erizo no es un artefacto generado por el hombre, es un fósil con más de 40 millones de años, como se cita en el propio texto. Por supuesto que ya en el mundo real, el hallazgo de esta pieza a nivel arqueológico es realmente muy interesante, pero precisamente por eso nuestro trabajo es multidisciplinar, y contaríamos con un especialista en ese ámbito para estudiar el fósil. A su vez, la pieza se convierte en artefacto si hubiese sido manipulada como fuente de materia prima para generar algún tipo de objeto; pero simplemente su atesoramiento ya es de enorme interés arqueológico pudiendo haber sido usado con fines varios sin ser modificado y abre el campo para la generación de hipótesis de trabajo variadas. Dicho esto, por supuesto que se puede constatar en muchas ocasiones, y desde etapas tempranas, el interés de nuestros antepasados por objetos o elementos de su propio pasado, que es lo que David nos cuenta en el artículo. Esto también lo comentamos en nuestra primera clase. Es más, mi principal línea de investigación centrada en joyería, comenzó precisamente hace 20 años con una cuenta de collar de azabache localizada en un castillo medieval, que posiblemente había sido atesorada tras ser localizada casualmente en una remoción de terreno en una villa romana, que los habitantes del castillo estaban utilizando en ese momento como espacio de enterramiento. Los humanos en algunos sentidos molamos mucho (y los dinosaurios también :P).

Link al artículo: 

https://www.lavanguardia.com/cultura/20201112/49416578359/arqueologia-bulgaria-neolitico-erizo-de-mar-fosil-40-millones-de-anos-ohoden-valoga.html

AMM