Lucanus Cervus. La destrucción de su hábitat y las supersticiones ponen en grave riesgo su conservación

Durante el desarrollo de parte de nuestro trabajo también tenemos la oportunidad de interactuar con otro tipo de patrimonio, posiblemente el más importante del que disponemos, el natural.
El Lucanus Cervus, o ciervo volante, también denominado en nuestra península con nombres como Vacaloura, Vacalloria, escanyapolls, akulamendia y un largo etc. es el escarabajo más grande de Europa por el cual tengo absoluta predilección.
Durante su periodo como larva que puede extenderse 1 a 6 años, se alimentan de madera podrida, cuya labor es fundamental para los ecosistemas en los que habitan. En su corta vida adulta, que suele ser en torno a un mes, enfocado en su reproducción, se alimentan de savia o frutas maduras y aunque el imponente aspecto de los machos, con sus desarrolladas mandíbulas, y su gran tamaño, pueda infundir temor en algunas personas es totalmente inofensivo.
Lamentablemente es una especie protegida a nivel Europeo y forma parte del Catálogo Nacional de Especies Amenazadas de España, ya que el deterioro de sus hábitats naturales está acelerando su desaparición.
El mantenimiento de creencias ancestrales en torno a las virtudes mágicas de este escarabajo también ha contribuido a esta situación. Las creencias populares les atribuyen propiedades protectoras, por lo que era, y aún es común, matarlos para conservar su cabeza como amuleto.
Es conocida la importancia del escarabajo, fundamentalmente el escarabajo pelotero, como amuleto y símbolo de resurrección en el antiguo Egipto. Ya en el mundo clásico, autores como Sófocles o Sócrates, entre otros, citaban la similitud de este escarabajo macho con la lira de la ninfa Kyllene, incluyendo su presencia en temas mitológicos. Plinio indicaba que era habitual portar la cabeza de estos imponentes insectos como amuleto contra diversos males, especialmente en niños. Sin embargo, en otras culturas, como la nórdica, el ciervo volador era temido y ya en la baja Edad Media comienza a ser relacionado con el mal y el diablo. Si os interesa saber más en torno a este tema os recomendamos diversos trabajos de Víctor J. Monserrat, disponibles en el Boletín de la Sociedad Entomológica Aragonesa, en torno a la representación de artrópodos en el mundo clásico y medieval, y las creencias y supersticiones en torno a ellos.
Por otro lado, si os apetece participar activamente en que estos magníficos animales sigan volando en los atardeceres del verano durante mucho tiempo, puedes ser voluntario en el proyecto a nivel europeo enfocado en su estudio y preservación: https://www.stagbeetlemonitoring.org/
Y si os interesa la ilustración y como representar científicamente estos magníficos insectos, no os perdáis el Curso de Ilustración Científica de la Academia de Ilustración Científica - Illustraciencia: Ilustra Entomología, impartido por Julia Rouaux- Ilustración Científica y Arte Naturalista. En su última Edición el Lucanus Cervus ha sido protagonista de varios ejercicios y proyectos finales.

AMM