Parecidos razonables: la importancia de conocer la historia

21.03.2020

Los arqueólogos siempre decimos eso de que "ya está todo inventado". O cualquier circunstancia de una forma u otra ya ha pasado antes. O que es importante estudiar el pasado para, en ocasiones, no repetirlo. Situaciones similares a las que vivimos han pasado anteriormente, con pandemias ya conocidas, donde los medios eran bastante más escasos. Eso sí, el comportamiento de algunos ha cambiado poco. Leyendo las noticias sobre las desbandadas de coches que atascaban las carreteras de las principales ciudades ayer, y días anteriores, me acordaba de un artículo que, por mi trabajo, leí hace bastantes años relativo a la pandemia de cólera de finales del siglo XIX en Badajoz, de Antonio Manuel Barragán-Lancharro."Huidas, pánico, caridad, filantropía, conflictividad, y sanidad municipal ante la invasión del cólera en la provincia de Badajoz en 1855"
Hoy más que nunca muy actual. Dejo el enlace a final del texto para quién esté interesado y recojo uno de mis pasajes preferidos por las similitudes, aunque como ahora también se dieron importantes ejemplos de filantropía:

"Pero las auténticas complicaciones llegaban cuando se producía la desbandada de las autoridades locales, incluidos Alcaldes, Regidores y miembros de la Junta de Sanidad, que presos del pánico -causado por la epidemia- y por el desbordamiento de los acontecimientos, abandonaron sus responsabilidades. Así, encontramos el caso de Burguillos del Cerro:

"Circular número 235. El Alcalde Constitucional de Burguillos, D. Joaquín García de la Mata, y los Regidores D. Manuel Borrallo y D. Francisco Cumplido, los individuos de la Junta de Sanidad, D. Manuel Jarillo, Depositario, D. Nicolás Garlandi, D. Antonio García de la Mata y D. Fernando Zarallo han huido cobardemente del pueblo a la presencia del cólera en aquella villa, abandonado a la población afligida en los momentos en que más necesitaba de sus socorros, faltando a todos sus deberes y posponiendo todo sentimiento filantrópico, a la propia conservación. Digna tan criminal conducta el más severo castigo, he dispuesto publicarla con sus nombres en el Boletín Oficial, y ponerla en conocimiento del Gobierno de S. M., por si se digna disponer que en la Gaceta se haga también patente proceder tan extraño, a fin de evitar la imitación de tan pernicioso ejemplo por parte de los que pueden hallarse en su caso, además de oficiar al Juzgado del Partido para que proceda desde luego en su contra con todo el rigor de las leyes. Badajoz, 3 de septiembre de 1855. El Gobernador de la Provincia, José Montemayor".

Incluso hubo huidas al país vecino, Portugal, circunstancia que se vio (...) con desagrado, esta Diputación Provincial, por la conducta observada por D. Antonio Frois, Regidor del Ayuntamiento de Olivenza, quien a los primeros casos del cólera morbo ocurridos en aquella villa se ausentó con su familia al Reino de Portugal, sin que precediese competente autorización del Alcalde; ha acordado hacer saber al público por medio del Boletín su reprobada conducta para que sirva de ejemplo. Badajoz, 22 de septiembre de 1855. José Montemayor. J Chacón Pizarro, Secretario. La localidad de Montijo tampoco no se libró de huidas de autoridades:

"Circular número 255. El Regidor del Ayuntamiento Constitucional del Montijo D. Pedro Fernández ha sido multado en 200 reales vellón por haber abandonado la población al ser invadida del cólera morbo; y por igual falta han sido separados de sus respectivos cargos D. Miguel Molina, individuo de la Junta Municipal de Beneficencia, D. Joaquín Real y D. Alonso Grajera, que lo eran de la de Sanidad. Lo que se hace público por medio del presente periódico oficial para los fines que convengan. Badajoz, 29 de septiembre de 1855. El Gobernador de la Provincia, José Montemayor"[20].

En Azuaga huyeron hasta los escribanos:

"Circular número 279. Atacada la villa de Azuaga con gran intensidad por el terrible azote del cólera morbo asiático, han huido cobardemente, abandonando sus puestos y la población el Alcalde Primero D. Antonio Ponce de León, los Regidores, Isidro Merino, Juan Robledo, José Durán Vega, el Primer Procurador Síndico José López Cano, y los dos escribanos públicos D. Vicente Gaón Sutil y D. José Ugía; por lo que he conminado a los individuos de Ayuntamiento con 400 reales de multa a cada uno si en el preciso término de tercero día no regresan a desempeñar sus cargos; reservándome adoptar otras providencias si persisten en su punible y criminal conducta (...) Badajoz, 16 de octubre de 1855. El Gobernador de la Provincia, José Montemayor".


https://chdetrujillo.com/huidas-panico-caridad-filantropia-conflictividad-y-sanidad-municipal-ante-la-invasion-del-colera-en-la-provincia-de-badajoz-en-1855/?fbclid=IwAR0vHDYL7MLlKWVdsvUqkAE2jXlqj8JxEHTEAtzqtayrUMqgF1196BfCARM

Créditos de la imagen: 

Viñes, J.J. (2001). El Dr. D. Nicasio Landa, médico oficial en la epidemia de cólera de 1854-1855. Anales del sistema sanitario de Navarra. https://recyt.fecyt.es/index.php/ASSN/article/view/6819

AMM