Semana Internacional de los Archivos: San Juan Bautista (Burguillos del Cerro, Badajoz)

Seguimos celebrando la Semana Internacional de los Archivos.
Una vez más, como en nuestro post anterior, San Juan Bautista (Burguillos del Cerro, Badajoz), nos sirve para poner de manifiesto el valor de este tipo de recursos y la importancia de su correcta preservación y digitalización.
Los restos de la iglesia de San Juan Bautista eran una construcción heterogénea reflejo de múltiples reformas sucesivas de enorme interés. Sin embargo, su conversión en cementerio municipal durante todo el siglo XIX, que supuso la destrucción de una parte importante del conjunto arquitectónico, más el posterior desmantelamiento de este cementerio en los primeros años del siglo XX, hizo que casi la totalidad de la estratigrafía del espacio estuviese totalmente arrasada. En algunas zonas, la cota en la que ejecutamos los trabajos de excavación estaba hasta un metro por debajo del nivel de suelo original.
Para la correcta interpretación de los restos fue imprescindible para mí, la consulta de diversa documentación de archivo que nuevamente fue básica para poder establecer algunas hipótesis en torno a la evolución histórica del edificio. Gracias a esta documentación pude confirmar algunas de ellas o arrojar luz sobre algunos puntos oscuros por falta de información arqueológica.
La primera documentación a la que pude acceder durante el desarrollo de la intervención fue la conservada en los archivos parroquiales de la localidad, pero el acceso a ella estaba bastante restringido, y al parecer no estaba completa, por lo que tras una pequeña y rocambolesca historia terminé averiguando que esos archivos, al igual que muchos otros en la península ibérica desde 1975, habían sido microfilmados por miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, popularmente conocidos como Mormones. Tras una pequeña investigación para localizar una copia de los mismos, terminé hablando directamente con la persona que había realizado este trabajo en Burguillos en los años 80 y que muy amablemente me atendió e informó sobre la existencia de dos copias accesibles para consulta, una de ellas custodiada en Badajoz en el Archivo Diocesano, donde se me indicó que los archivos no estaban disponibles en ese momento y otra en uno de los lugares más interesantes para un investigador en Extremadura, la maravillosa biblioteca del Centro Universitario Santa Ana en Almendralejo llamada, en homenaje a su fundador, "Biblioteca IX Marqués de la Encomienda". Tuve el placer de conocer este espacio en aquel momento gracias a este episodio. Gracias a esto, no sólo se me facilitó el acceso a esta documentación, también pude acceder a un repertorio bibliográfico excepcional sobre Extremadura, de enorme interés para mi investigación, imposible de encontrar en ninguna otra institución, como por ejemplo, entre otras muchas cosas, una copia de una pequeña joya manuscrita del siglo XIX, por el médico de la localidad, aunque de origen catalán Manuel Trullás y Soler, y que, como otros eruditos de la época, como el imprescindible Matías Ramón Martínez, nos aporta interesantes descripciones, dibujos y reflexiones de su época. Entre ellas una de las más interesantes descripciones del estado de conservación del sepulcro de Fernández de Vargas en el siglo XIX, cuya historia en torno al hallazgo de un documento excepcional en el Archivo Histórico de la Nobleza abordábamos en el post anterior.
La recopilación de todos estos datos, me permitió plantear un montaje formado por un despiece de fachadas y plantas, que tras diversas versiones y valoraciones uniendo la documentación de archivo con la arqueológica y toda la información gráfica generada topográficamente, me permitía establecer diversas hipótesis en torno a la secuencia histórico-arqueológica del conjunto.
Independientemente del fin último en la preservación de este tipo de documentación, como ocurrió y ocurre con el trabajo realizado por los mormones, cuyo fin era, y es, el de establecer una base de datos genealógica, con fines religiosos, donde miles de documentos microfilmados o digitalizados de todo el mundo se conservan en la Biblioteca de Historia Familiar de Salt Lake City (Utah-Estados Unidos); la realidad es que esta labor, y la de muchas otras instituciones públicas y privadas, ha salvado de su total desaparición mucha documentación de parroquias que ha terminado siendo pasto de las llamas, de la ignorancia, de los ladrones o simplemente de la desidia y el abandono. Lamentablemente es mucha la que ha corrido esta suerte y su pérdida es irreparable.
Esta semana nos sirve para reflexionar en torno a su importancia y poner en valor el trabajo realizado por todos los profesionales ligados a esta imprescindible área de conocimiento. El lema de este año es "Empoderar Sociedades del Conocimiento".
Este es nuestro pequeño homenaje a ese ingente trabajo.

AMM